Tintes - Decolorantes

La diferencia fundamental entre los tintes y los decolorantes es que los tintes cambian el color del cabello, es decir, lo pintan; sin embargo los decolorantes aclaran el cabello para que las canas no resulten tan visibles.

Acción profunda

Para explicar cómo funcionan los decolorantes debemos recordar que la estructura interna del cab...

La diferencia fundamental entre los tintes y los decolorantes es que los tintes cambian el color del cabello, es decir, lo pintan; sin embargo los decolorantes aclaran el cabello para que las canas no resulten tan visibles.

Acción profunda

Para explicar cómo funcionan los decolorantes debemos recordar que la estructura interna del cabello humano, vista al microscopio, es semejante a una hebra de lana, mientras que su superficie está cubierta por una serie de escamas diminutas (cutículas capilares), mismas que determinarán su tonalidad y que, cuando se encuentran alineadas y en buenas condiciones, se traducirán en brillo y sedosidad.

El tono de la cabellera se debe, ante todo, a la estructura externa de cada filamento, ya que es en las cutículas donde se deposita la mayor cantidad de melanina (sustancia encargada de dar color), y porque dependiendo del tipo de ésta será la apariencia de la persona:

  • Cuando es más abundante la eumelanina o pigmento granuloso, la cabellera irá del castaño medio al negro.
  • En caso de que la eomelanina o pigmento difuso se encuentre en mayor cantidad, la tonalidad será del castaño claro al rubio.

Es necesario saber que la melanina es resistente a los agentes oxidantes, es decir, aquellos que promueven la liberación de oxígeno y que, por ende, serían los indicados para aclarar el cabello. No obstante, hay una sustancia a la que dicho pigmento es sensible: el peróxido de hidrógeno, el cual está contenido en agua oxigenada (en concentración de 3%), así como en polvos, cremas y aceites fabricados por marcas de prestigio (al 6% o mayor).

Cuando la melena no es muy oscura o se encuentra sana, los decolorantes pueden aplicarse con confianza, previo uso de tratamientos hidratantes y protectores. Sin embargo, al actuar en cabellos maltratados, precisamente en los que las escamas o cutículas han sufrido daño y se encuentran desordenadas, abiertas o quebradas, el proceso de aclarado puede ser muy agresivo y afectar toda la estructura capilar.

La opción que un especialista puede ofrecer en caso de tener una cabellera con notable problema de resequedad, consiste en aplicar un tinte con un tono más claro que el original, sin recurrir al decolorante, y luego hacer algunos mechones o luces en rubio para generar el efecto deseado.

Por la salud capilar

Cuando el cabello haya sido sometido a un proceso de decoloración es fundamental tener en mente que requerirá atención especial para evitar que se torne reseco y sin vida, ya que se ha modificado la estructura de sus cutículas. Para tal fin, hay que procurar una serie de cuidados:

  • Usar champú y acondicionador indicado para cabello teñido, ya que sus ingredientes reestructuran la superficie de las fibras capilares, mantienen la sedosidad y aportan brillo y color.
  • Evitar la acumulación de grasa en el cabello porque activa la proliferación microbiana, disminuye la oxigenación capilar y favorece la resequedad.
  • Aplicar una vez a la semana tratamientos humectantes e hidratantes específicos para cabellera procesada químicamente.
  • Disminuir o evitar el uso de secadora, tenazas, planchas alaciadoras, cepillo y tubos eléctricos.
  • Desenredar la melena con sumo cuidado, iniciando por las puntas, e impedir la realización de peinados o cepillados excesivamente fuertes o frecuentes para no afectar a la cutícula.
  • No frotar al cabello durante el secado.
  • Evitar el contacto con agua de piscinas o proteger la melena con una gorra especial, pues el cloro es uno de los grandes enemigos del cabello teñido.
  • Retocar con tinte sólo las raíces para evitar que el resto del cabello se reseque y maltrate.
  • No utilizar clips, pinzas y otros adornos que tiren en exceso de la raíz capilar. Tampoco es conveniente llevar todos los días el cabello sujeto con trenzas o recogedores que provocan un estiramiento del mismo.

Asimismo, es importante seguir aquellas medidas nutricionales que beneficien al cabello, pues no hay que olvidar que una dieta equilibrada provee los nutrientes requeridos para una buena salud capilar:

    • Beba entre 2 y 3 litros de agua al día.
    • Consuma importante cantidad y variedad de frutas, verduras y legumbres, pues son fuente importante de minerales y oligoelementos, los cuales desempeñan un papel fundamental en la formación del cabello.
    • Ingiera alimentos ricos en vitamina B5 (ácido pantoténico) y B6 (piridoxina), como hígado, pescado, queso, avena, huevo, aguacate, papa, vegetales de hoja verde y frutas frescas y secas, pues ambos nutrientes son indispensables para fortalecer la melena.
    • Evite el consumo de café, tabaco y alcohol, pues contraen los vasos sanguíneos del cuero cabelludo, disminuyen su aporte sanguíneo y, por tanto, su nutrición. En particular, el humo del cigarrillo también contribuye a la resequedad y el daño a las escamas del cabello.
Más

Tintes - Decolorantes Hay 3 productos.

Mostrando 1 - 3 de 3 items
Mostrando 1 - 3 de 3 items