Limpieza Corporal


El calor, sudor y secreciones del organismo favorecen la presencia de gérmenes que pueden provocar el desarrollo de enfermedades infecciosas, cutáneas y alérgicas.

Jabón con mesura

Donde a menudo hace calor y se transpira más, la ducha diaria se ha convertido en una costumbre arraigada. Sin embargo, deben seguirse unas pautas ya que, ...


El calor, sudor y secreciones del organismo favorecen la presencia de gérmenes que pueden provocar el desarrollo de enfermedades infecciosas, cutáneas y alérgicas.

Jabón con mesura

Donde a menudo hace calor y se transpira más, la ducha diaria se ha convertido en una costumbre arraigada. Sin embargo, deben seguirse unas pautas ya que, si bien ducharse no es perjudicial, "sí lo es enjabonarse mucho". "Si una persona ya se ha duchado una vez, el mismo día, al salir del gimnasio o al llegar a casa, es suficiente con hacerlo de nuevo sólo con un agua". Sobre todo, es imprescindible no utilizar un jabón agresivo, sino con un PH de acidez moderada.

También es correcto y muy saludable pasarse una manopla sin jabón, ya que éste es un disolvente de la grasa y, si se utiliza de forma frecuente, se pierde el manto graso de la piel que confiere protección. Puesto que en general la suciedad es mínima, basta con restregarse la piel con un guante de crin.

Respecto al aseo del cuero cabelludo, debe ser "ligero y discreto". Como en el caso de la ducha, no hay que limpiarlo de manera agresiva, basta con enjabonarlo una vez. Si se tiene una patología o un problema como la caspa, se debe lavar durante al menos tres minutos. En cualquier caso, la higiene del cabello depende de diversos factores, como el hecho de tenerlo corto o largo, ya que en este último caso es más difícil de manipular, secar y peinar.

Lavado de manos

Las personas mayores deben utilizar de manera frecuente cremas hidratantes ricas en aceites.

El lavado de manos es fundamental para evitar el contagio de numerosas infecciones, como el resfriado común, la conjuntivitis, la gripe común y la gripe A, así como las infecciones en los hospitales (nosocomiales). La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Mundial para la Seguridad del Paciente y, en España, la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud establecieron el 5 de mayo como el Día Mundial de la Higiene de las Manos para concienciar a la población de todo el mundo sobre la importancia de este simple gesto.

"Nuestra cultura peca de exceso de higiene. En ocasiones, es compulsiva". Algunas personas se lavan las manos entre 20 y 30 veces al día, lo que les puede provocar dermatitis. Si además utilizan siempre jabón, "puede ser todavía más irritante". Conviene, después de lavarse las manos, aplicarse una crema hidratante adecuada para pieles atópicas, enriquecida con aceites omega 3, de borraja o de oliva.

Uñas y pies

Las uñas y los pies son dos zonas vulnerables a infecciones fúngicas (provocadas por hongos). Cuando éstas afectan a las uñas, se denominan onicomicosis y, para evitarlas, se deben mantener limpias, cortarlas y no morderlas. La mayor parte de los problemas de salud relativos a las uñas se deben a las manicuras realizadas de forma incorrecta y al abuso de los elementos (palo) para retirar las pieles del pliegue proximal. "Recortar esta cutícula es un error", advierte Camps. "Hay que dejar que la uña acabe su recorrido", añade.

LOS OLVIDADOS: MAYORES Y NADADORES

Dos grupos que se tienden a olvidar en las recomendaciones relativas a la higiene corporal son las personas mayores y los aficionados a la natación. Los cambios en la piel de los mayores propician que se vuelva seca y se desarrollen manchas y queratosis seborreicas, una forma benigna de un tumor cutáneo que causa picor. Al lavarse, las personas mayores deben evitar frotarse con jabón, ya que empeora la piel seca. Además, necesitan más crema hidratante, "mejor si es una emulsión de aceite de onagra, hasta el 10%, o una emulsión O/W (mezcla de aceite y agua) estándar".

El problema de las personas que practican natación es el agua clorada. El cloro que se utiliza para desinfectar es irritante para la piel y, además, elimina el manto lipídico. Para evitarlo, antes del baño sería conveniente, sobre todo para los deportistas que prevén pasar dos o tres horas en la piscina, "aplicarse cremas barrera (de protección) para que el agua clorada no ejerza un efecto tan contundente". Al terminar, se recomienda una crema hidratante enriquecida con lípidos o colesterol disueltos, "para devolver a la piel lo que el agua le ha quitado".

Más

Limpieza Corporal Hay 61 productos.

por página
Mostrando 1 - 12 de 61 items
Mostrando 1 - 12 de 61 items