After sun & Reparadores & Regeneradores

Para después de que tu piel haya estado expuesta al sol:

Si notas tu piel tirante, más seca, incluso enrojecida o no la has protegido lo suficiente, es necesario hidratarla, repararla y regenerarla. También tu cabello puede experimentar un auténtico apagón por efecto del calor, la radiación, el cloro o la sa...

Para después de que tu piel haya estado expuesta al sol:

Si notas tu piel tirante, más seca, incluso enrojecida o no la has protegido lo suficiente, es necesario hidratarla, repararla y regenerarla. También tu cabello puede experimentar un auténtico apagón por efecto del calor, la radiación, el cloro o la sal.  La solución para reparar los daños leves ocasionados por los rayos solares en la piel son los productos after sun.

Cumplen una doble función: por un lado descongestionan y desinflaman un posible eritema (enrojecimiento de la piel provocado por una exposición solar excesiva), y por otro, hidratan la piel aún y cuando la dosis de sol haya sido la correcta, puesto que los rayos del sol producen en la piel una sequedad que debe ser repuesta.

Para ello, los after sun  contienen excipientes grasos, de efecto hidratante, y principios activos como el bisabolol, la vitamina E, el aloe vera o la centella asiática, entre otros, con poder calmante, descongestivo y antiinflamatorio.También colaboran en la lucha contra la formación de radicales libres (responsables del envejecimiento precoz de la piel) gracias a la vitamina E incluida en sus fórmulas. Además de cuidar la piel, los productos after sun ayudan a prolongar el  bronceado siempre y cuando las exposiciones al sol hayan sido progresivas y nunca excesivas.

Texturas placenteras

Podemos encontrar after sun en crema, emulsión, leche o gel pero todos bajo un denominador común: proporcionan una sensación de calma inmediata.

Es importante aplicarlos por todo el cuerpo sobre la piel limpia, después de la ducha, insistiendo en las zonas que registran mayor sequedad.

La frecuencia de uso depende siempre de la necesidad de cada piel. Si ésta presenta un aspecto enrojecido y tirante ha de reiterarse la aplicación hasta que estas molestias hayan desaparecido.

También para el cabello

El verano deja a tu pelo en desventaja. Primero frente al sol, luego ante el calor y después frente al agua, con cloro o sal que acaba pasando factura en forma de sequedad, cambio de color, incluso rotura.  ¿El resultado? El síndrome del “pelo apagado”. Las altas temperaturas  provocan que  pelo se dañe, pudiendo llegar a la ruptura. Los rayos UV lo dejan más frágil y quebradizo, y apagan su brillo natural. El cloro puede llegar a afectar la fricción entre las fibras capilares y el agua salada deja una capa de residuo salino en el cabello y actúa como una esponja absorbiendo la hidratación.

Frente a  tanto estrago dispones de productos especiales que cuidan tu cabello expuesto al sol y al agua. Por un lado los champús específicos que eliminan todo rastro de sal y cloro de tu cabello. Por otro, los productos reparadores que, como su nombre indica,  palian los daños que pueda haber sufrido la estructura capilar. Finalmente, si quieres dar un paso más al cuidado de tu cabello, aplícate una mascarilla nutritiva una vez a la semana para reequilibrar tu cabello hidratarlo y devolverle vitalidad, brillo y suavidad.

Más

After sun & Reparadores & Regeneradores Hay 11 productos.

Mostrando 1 - 11 de 11 items
Mostrando 1 - 11 de 11 items