Bebé No hay productos en esta categoría.

Subcategorías

  • Pañales

    Los padres primerizos pasan mucho tiempo cambiando los pañales a sus bebés. De hecho, los bebés pueden utilizar diez pañales al día o más.

    El cambio de pañales puede parecer complicado al principio. Pero, con un poco de práctica, usted averiguará que mantener seco, cómodo y contento a su bebé es fácil.

    Téngalo todo preparado

    Antes de empezar, prepare todos los accesorios que va a necesitar:

    • un pañal
    • alfileres de gancho o aseguradores (si va a utilizar pañales de tela)
    • un recipiente lleno de agua tibia y bolitas de algodón (para bebés de piel sensible) o bien una toalla suave y limpia o toallitas limpiadoras para bebés
    • pomada para pañales o vaselina (para prevenir y tratar posibles erupciones)
    • un cambiador, toallita o paño o empapador para colocar encima al bebé

    Asegúrese de tenerlo todo a mano. Nunca se debe dejar a un bebé desatendido, ni siquiera un segundo. Hasta un recién nacido puede sorprender a sus padres por su capacidad de rodar sobre sí mismo.

    Limpiar las partes íntimas del bebé

    Utilizando una manopla suave y húmeda, bolitas de algodón o toallitas limpiadoras para bebés, limpie delicadamente las partes íntimas del bebé de delante a atrás (nunca al revés, sobre todo en las niñas, para evitar extender las bacterias que podrían provocar infecciones urinarias). Tal vez prefiera levantar las piernas del pequeño, sosteniéndolo por los tobillos para acceder mejor a sus partes íntimas. No se olvide de limpiarle los pliegues que se forman en los muslos y las nalgas.

    Si se trata de un niño, cúbrale el pene con un pañal limpio durante el cambio de pañales porque la exposición al aire a menudo desencadena la micción -sobre usted, las paredes o cualquier otra cosa que esté dentro de su alcance.

    Una vez que haya lavado las partes íntimas del bebé, séquelo con una toallita limpia y aplíquele pomada o vaselina.

  • Aparatos Bebé
    Acabas de llegar del hospital, ¿tendrás en casa todos los productos para el cuidado de tu bebé? Te proponemos una lista de los indispensables.

    ​​​​​​​​​​​​Antes de dar a luz, no sólo debes tener en cuenta el acondicionamiento de la habitación del bebé y su ropita. Tienes, también, que prevenir qué necesitarás para su cuidado una vez llegues a casa con tu bebé, después del parto. 

    Una vez estés con tu bebé en casa, no tendrás tiempo de ir de compras. Por eso, te recomendamos que, antes del momento del nacimiento, elabores una lista de productos que necesitarás para su higiene y sus cuidados.

    Para facilitarte esta tarea, hemos elaborado una lista de productos de que deberás tener a mano durante los primeros días de vida de tu bebé. 
    Además, hemos añadido algunos productos de farmacia que también te ayudarán para empezar a elaborar tu propio botiquín para el bebé. ¡Toma nota!

    Crema para el pezón y bálsamo de labios 
    En el hospital, es muy común la sequedad en los labios. Además, las grietas en los pechos son muy habituales en la lactancia materna. Por eso, no está de más tener una emulsión en casa para tratarlas.

    Biberón y chupete 
    Aunque se opte por la lactancia materna, nunca está de más tener un biberón y un chupete, para casos extremos.

    Toallitas húmedas para la higiene del bebé
    Las toallitas higiénicas son uno de los productos más utilizados por las mamás. Las utilizarás para limpiarle las manitas, la boquita, los ojos, la naricita...

    Tetinas
    Aunque se opte por la lactancia materna, siempre es aconsejable contar con un biberón y alguna tetina para casos extremos.

    Termómetro
    Es muy recomendable tener un termómetro en casa para medir la temperatura del bebé, en caso de que éste se ponga enfermo.

    Suero fisiológico
    El suero fisiológico es una solución acuosa útil para el lavado nasal y ocular del bebé. También es apto para la limpieza de algunas heridas.

    A continuación, te ofrecemos una práctica lista de nacimiento, con el equipo que necesita el bebé durante las primeras semanas y meses. ¡Toma nota!

    · Productos de higiene: Esponjas, cremitas hidratantes, antirojeces, colonia, tijeras bebé, ...

    · Aspirador nasal.

    . Aceite para la costra láctea del bebé.

    . Pomada contra golpes.

    . Termómetro para la temperatura del agua de la bañera.

    . Pañales.

    · Chupetes y portachupetes, por si acaso.

    ​· Biberones y tetinas, si has optado por la lactancia artificial.

    · Termo, para la leche, el agua del biberón o sus purés y papillas.

    ​· Calientabiberones, para cuando salgáis de excursión o de viaje. Son muy prácticos los que pueden enchufarse en el coche.

    · Esterilizador.

    . Cepillo para limpieza del biberón.

    · Sacaleches, si le das el pecho.

    · Pezonera para dar el pecho y proteger tus senos.

    . Cojín de lactancia para la madre y tener el bebé en la parte superior de la cintura.

    . Aros de algodón para no manchar los sotenes cuando le das el pecho.

    . Bañera (con cambiador o no).

    . Baby Cook.

    · Moisés o minicuna.

    · Cuna.

    · Cuna de viaje.

    · Hamaquita: ideal para que permanezca semiincorporado en casa y para darle los primeros purés.

    . Trona para cuando ya se pueda estar sentad@ en las horas de las comidas.

    . Juego de plato, vaso y cubiertos para bebé.

    · Sábanas ajustables, colcha o mantita para la minicuna o la cuna.

    · Ropita: peleles, bodies, arrullos, calcetines, etc.

    · Baberos.

    · Intercomunicador.

    . Humificador.

    · Móvil de cuna, para acompañarle en el sueño y estimular su visión y su oído.

    · Mantita de actividades, para desarrollar sus habilidades motrices.

    . Orinal.

    · Cochecito.

    ​· Bolsa de paseo.

    · Silla de seguridad para el automóvil.

    · Mochila o fular portabebés.

    ...

    Pídenos consejo y te preparamos tu lista !!!!

  • Chupetes - biberones -...

    ¿ Cual de todos los chupetes es el mas adecuado para vuestro hijo ? 

    Antes, deciros que debéis de tener en cuenta que el uso del chupete debe ser eventual, no debe estar periodos largos en la boca de nuestro bebé, por ello es importante no acostumbrar al bebé a su uso desproporcionado.

    Para la elección del mejor chupete debemos tener en cuenta las 5 partes mas diferenciadas que forman el chupete: la tetina, el escudo, el tirador, el obturador y el capuchón.

    Tetinas:
    Existen dos tipos de tetinas: las tetinas de silicona y las tetinas de látex.
    Las tetinas de silicona no se deforman, no tienen olor y tampoco tienen sabor. Por esta razón son las tetinas mas recomendables cuando el bebé comienza con la etapa de dentición, alrededor de los 4 meses de edad.

    A pesar del aspecto frágil que tienen los bebes a los 4 meses, tienen mucha fuerza en la mandíbula, por eso es muy importante revisar la tetina del chupete cada vez que vaya ha utilizarlo el bebé, ya que muchos bebés tienden a morderla. Aunque es muy difícil que la tetina de silicona se rompa, es mejor revisarla.

    Sin embargo, las tetinas de látex si tienen olor, y hasta un sabor característicos, además se agrandan con el uso. 
    También hay que revisar esta tetina cada vez que se va ha utilizar, ya que las tetinas de látex se desgastan con el uso, pero son mas resistentes a las mordeduras, por eso son recomendables a partir de los 4 meses de edad.

    Además del material con que están construídas las tetinas también debemos fijarnos en la forma de las mismas, ya que existen versiones, redondas, anatómicas y simétricas.

    Las tetinas redondas se asemejan mucho al pezón materno, por eso son las preferidas de muchas mamas y de muchos bebés.
    Las tetinas anatómicas tienen un formato irregular y se adapta al paladar del pequeño evitando así la deformación del mismo. Por esta razón hay que estar atento a los movimientos que realiza el bebé cuando tiene el chupete en la boca, ya que tienden a mover el chupete, y si lo cambian a la posición incorrecta el chupete no hará la función que debe.
    Las tetinas sistemáticas se adaptan al paladar del bebé sea cual sea su posición, aunque no de la misma manera que lo hace la anatómica.

    Otro dato a tener en cuenta es que la tetina no tenga una longitud mayor de 30 mm desde la base del escudo hasta el extremo de la tetina.

    Escudo:
    El escudo, al igual que la tetina, existen de muchas formas, de distintos materiales, pero lo mas importante es que tenga orificios de ventilación y el tamaño adecuados para la seguridad del bebé.

    Obturador:
    Es la parte que junta la tetina con el escudo. Lo mas importante es que debe retener la tetina y soportar la succión del bebé.

    Tirador:
    Algunos chupetes vienen con un anillo y otros con un tirador, y la principal función de este elemento del chupete es poder tirar del chupete en el caso de que el bebé se meta el chupete entero en la boca, cosa muy improbable.

    Capuchón:
    El capuchón no forma parte de la estructura del chupete pero debe ir siempre unida al chupete. El capuchón es como una cajita donde el chupete se protegerá de la suciedad, y donde estará siempre que el bebé no lo tenga en la boca.

    Recomendaciones para el uso del chupete:

    – Elije el chupete de una sola pieza para así evitar que se desprendan, y que tenga el tamaño se corresponda con la edad del pequeño.
    – Lavalo frecuentemente, y cambialo cuando este deteriorado.
    – No lo untes en azúcar o en miel, para así evitar la caries en la dentición de leche.
    – No lo ates al cuello de tu bebé.
    – Intenta que tu hijo no use el chupete después de los 2 años de vida.

    Esterilizar los biberones, los chupetes y otros objetos del bebé puede ser necesario para mantener una higiene correcta. Cuáles son los métodos de esterilización más adecuados para acabar con todos los gérmenes.

    ​​​​​​Esterilizar biberoneschupetestetinas cucharillas, juguetes de plástico y otros objetos del bebé puede ser necesario. Todos ellos son objetos que, por un motivo o por otro, los niños se llevan a la boca, aunque sean muy pequeños.
    Sin embargo, hasta los tres meses del bebé, para garantizar la higiene no basta simplemente con lavar, sino que también es preciso esterilizar, puesto que las defensas inmunitarias de los niños todavía no están totalmente desarrolladas y se correría el riesgo de contraer infecciones intestinales, con los consiguientes vómitos, diarrea y fiebre.
    Los métodos de esterilización son fundamentalmente dos: aprovechando el poder desinfectante del calor o bien con agua fría, gracias a la acción de algunas sustancias químicas antibacterianas (¡absolutamente inocuas!) que se disuelven en el agua.

    Qué hacer antes de la esterilización de los objetos del bebéLávate cuidadosamente las manos, sea cual sea el método de esterilización escogido, lo primero que hay que hacer es , puesto que precisamente las manos de la madre pueden convertirse en "portadoras sanas" de infecciones, la más común de las cuales es, sin duda, la salmonelosis.

    Un consejo: si has hecho la limpieza doméstica, conviene que te cambies de ropa.

    Antes de la esterilización propiamente dicha, lava los biberones y las tetinas con agua caliente, detergente y estropajo para eliminar cualquier residuo de leche. Por último, enjuaga los objetos con agua corriente. Debes saber que el látex se vuelve opaco después de la esterilización y tiende a deformarse, sobre todo, si se trata con métodos de calor.

    Higiene fuera de casa: si ha sido sometido a una correcta esterilización, el objeto puede permanecer incluso a temperatura ambiente durante varias horas, dado que los gérmenes presentes en el aire no son capaces de provocar infecciones. 

    Escoger un esterilizador te ayudará a asegurarte la higiene correcta.