Corporal y Facial No hay productos en esta categoría.

Subcategorías

  • Limpieza Facial

    La piel del rostro es la que está más expuesta al polvo y contaminantes ambientales, factores que la llenan de impurezas, irritan y hacen susceptible al envejecimiento prematuro si no se tiene una higiene adecuada.

    Después de un difícil día de trabajo en lo último que piensas es en lavarte la cara, por lo que es frecuente irte a dormir con la cara sucia, ya que existe la creencia de que no pasará nada.

    Sin embargo, con el paso del tiempo el cutis luce opaco y con imperfecciones, lo que además puede derivar en infecciones, debido a que diversos elementos se van acumulando en la piel, como residuos de maquillaje, sudor, polvo, contaminantes ambientales, aceites naturales y células muertas.

    Para cuidar tu piel, a continuación te exponemos cuáles son los beneficios de la limpieza facial.

    1. Permite la oxigenación de la piel.

    2. Los productos cosméticos destinados a mejorar el aspecto de la piel tienen mayor efectividad.

    3. Retrasa la aparición de arrugas.

    4. La piel es más luminosa.
    5. Ayuda a disminuir la apariencia de cansancio.
    6. Elimina acné y puntos negros.
    7. La piel luce más suave y tersa.
    8. Una piel limpia acepta y muestra mejor el maquillaje.

    Recordar:

    La piel seca: apenas tiene impurezas, suele ser tirante y tiende a la formación de escamas y arrugas. Los poros en general son poco perceptibles, la superficie de la piel luce opaca y está deshidratada.
    La piel grasa: se caracteriza por poros grandes y abiertos. La piel es gruesa, su superficie es húmeda y presenta una buena hidratación.
    La piel mixta: suele ser grasa en la zona "T" del rostro mientras en los pómulos es áspera y tirante.

  • Limpieza Corporal


    El calor, sudor y secreciones del organismo favorecen la presencia de gérmenes que pueden provocar el desarrollo de enfermedades infecciosas, cutáneas y alérgicas.

    Jabón con mesura

    Donde a menudo hace calor y se transpira más, la ducha diaria se ha convertido en una costumbre arraigada. Sin embargo, deben seguirse unas pautas ya que, si bien ducharse no es perjudicial, "sí lo es enjabonarse mucho". "Si una persona ya se ha duchado una vez, el mismo día, al salir del gimnasio o al llegar a casa, es suficiente con hacerlo de nuevo sólo con un agua". Sobre todo, es imprescindible no utilizar un jabón agresivo, sino con un PH de acidez moderada.

    También es correcto y muy saludable pasarse una manopla sin jabón, ya que éste es un disolvente de la grasa y, si se utiliza de forma frecuente, se pierde el manto graso de la piel que confiere protección. Puesto que en general la suciedad es mínima, basta con restregarse la piel con un guante de crin.

    Respecto al aseo del cuero cabelludo, debe ser "ligero y discreto". Como en el caso de la ducha, no hay que limpiarlo de manera agresiva, basta con enjabonarlo una vez. Si se tiene una patología o un problema como la caspa, se debe lavar durante al menos tres minutos. En cualquier caso, la higiene del cabello depende de diversos factores, como el hecho de tenerlo corto o largo, ya que en este último caso es más difícil de manipular, secar y peinar.

    Lavado de manos

    Las personas mayores deben utilizar de manera frecuente cremas hidratantes ricas en aceites.

    El lavado de manos es fundamental para evitar el contagio de numerosas infecciones, como el resfriado común, la conjuntivitis, la gripe común y la gripe A, así como las infecciones en los hospitales (nosocomiales). La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Mundial para la Seguridad del Paciente y, en España, la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud establecieron el 5 de mayo como el Día Mundial de la Higiene de las Manos para concienciar a la población de todo el mundo sobre la importancia de este simple gesto.

    "Nuestra cultura peca de exceso de higiene. En ocasiones, es compulsiva". Algunas personas se lavan las manos entre 20 y 30 veces al día, lo que les puede provocar dermatitis. Si además utilizan siempre jabón, "puede ser todavía más irritante". Conviene, después de lavarse las manos, aplicarse una crema hidratante adecuada para pieles atópicas, enriquecida con aceites omega 3, de borraja o de oliva.

    Uñas y pies

    Las uñas y los pies son dos zonas vulnerables a infecciones fúngicas (provocadas por hongos). Cuando éstas afectan a las uñas, se denominan onicomicosis y, para evitarlas, se deben mantener limpias, cortarlas y no morderlas. La mayor parte de los problemas de salud relativos a las uñas se deben a las manicuras realizadas de forma incorrecta y al abuso de los elementos (palo) para retirar las pieles del pliegue proximal. "Recortar esta cutícula es un error", advierte Camps. "Hay que dejar que la uña acabe su recorrido", añade.

    LOS OLVIDADOS: MAYORES Y NADADORES

    Dos grupos que se tienden a olvidar en las recomendaciones relativas a la higiene corporal son las personas mayores y los aficionados a la natación. Los cambios en la piel de los mayores propician que se vuelva seca y se desarrollen manchas y queratosis seborreicas, una forma benigna de un tumor cutáneo que causa picor. Al lavarse, las personas mayores deben evitar frotarse con jabón, ya que empeora la piel seca. Además, necesitan más crema hidratante, "mejor si es una emulsión de aceite de onagra, hasta el 10%, o una emulsión O/W (mezcla de aceite y agua) estándar".

    El problema de las personas que practican natación es el agua clorada. El cloro que se utiliza para desinfectar es irritante para la piel y, además, elimina el manto lipídico. Para evitarlo, antes del baño sería conveniente, sobre todo para los deportistas que prevén pasar dos o tres horas en la piscina, "aplicarse cremas barrera (de protección) para que el agua clorada no ejerza un efecto tan contundente". Al terminar, se recomienda una crema hidratante enriquecida con lípidos o colesterol disueltos, "para devolver a la piel lo que el agua le ha quitado".

  • Limpieza íntima

    El calor, sudor y secreciones del organismo favorecen la presencia de gérmenes que pueden provocar el desarrollo de enfermedades infecciosas, cutáneas y alérgicas.

    Genitales masculinos y femeninos

    Los genitales son partes del cuerpo delicadas y que merecen una atención especial. La mujer debe lavarse con productos de higiene íntima, sin abusar de los jabones diseñados para este uso. Tampoco hay que obsesionarse con la limpieza, sino asearse de forma razonable. Algunas mujeres generan más secreciones y fermentación por el sudor en las zonas de las axilas e ingles, donde se encuentran las glándulas sudoríparas. El aseo de los genitales femeninos, hasta el cuello de la matriz, debe efectuarse con un jabón específico para prevenir la cistitis, una infección muy frecuente en las mujeres.

    El hombre también debe utilizar un jabón adecuado para su higiene genital. Además, quienes no están operados de fimosis, deben retirar el glande para limpiar el área del prepucio con jabón y agua una vez al día. Es necesario repetir la limpieza de los genitales -igual que las mujeres- cada vez que se realice el acto sexual.

  • Desodorantes & Fragancias

    ¿Qué son los antitranspirantes y los desodorantes?

    Los antitranspirantes y los desodorantes son productos de higiene personal diseñados para controlar la transpiración y el olor corporal. Los antitranspirantes y los desodorantes contienen ingredientes que controlan la transpiración y el olor corporal de forma segura y efectiva. Pueden ser en Aerosol, en barra, crema o a bolilla. 

    ¿Existe alguna diferencia entre un antitranspirante y un desodorante?

    Los términos “antitranspirante” y “desodorante” con frecuencia se utilizan de forma intercambiable pero, en realidad, se refieren a productos diferentes. Los antitranspirantes controlan la transpiración y el olor corporal de dos formas: en primer lugar, evitan que la transpiración llegue a la superficie de la piel y, en segundo lugar, eliminan las bacterias que producen olor corporal mediante ingredientes antimicrobianos. Los desodorantes difieren de los antitranspirantes ya que solo contienen agentes antimicrobianos para prevenir el mal olor; no controlan el flujo de transpiración. Los antitranspirantes y los desodorantes a menudo contienen fragancias que ayudan a cubrir el mal olor corporal.

    ¿Cómo actúa un antitranspirante?

    Cuando se aplica un antitranspirante sobre la superficie de la piel, sus principios activos, por lo general sales de aluminio, se disuelven en la transpiración o la humedad en la superficie de la piel de la axila. La sustancia disuelta forma un gel, el cual crea un pequeño “tapón” temporal cerca de la parte superior de la glándula sudorípara, lo que reduce en gran medida la cantidad de transpiración que se segrega a la superficie de la piel. Al bañarse y ducharse se eliminará el gel antitranspirante. La repetición de la aplicación de antitranspirantes puede ser beneficiosa para ayudar a reducir la transpiración y mantener la frescura durante todo el día. Los antitranspirantes reducen la transpiración axilar, pero no afectan la capacidad natural del cuerpo de controlar su temperatura (termorregulación). 

    ¿Qué ingredientes tienen los antitranspirantes y los desodorantes? 

    Los antitranspirantes y los desodorantes contienen diversos ingredientes para minimizar la transpiración y ayudar a que las personas se sientan frescas y que huelan bien. 

    • Alcohol

    El alcohol es un ingrediente que está presente en algunos productos a bolilla, en aerosol y en gel. Los principios activos de los antitranspirantes y los desodorantes a menudo se disuelven en alcohol, ya que este se seca con rapidez una vez que se aplica en la piel y proporciona una sensación inmediata de frescura. 

    • Sales de aluminio

    Las sales de aluminio son el principio activo en los antitranspirantes. Actúan para reducir el flujo de transpiración de la glándula sudorípara a la superficie de la piel. Es muy probable que los productos en aerosol o a bolilla contengan clorhidrato de aluminio, mientras que es más probable que las barras, los geles y otros productos sólidos contengan una sal de aluminio llamada Tetraclorohidrex de Aluminio Zirconio. Estas sales ofrecen un medio seguro y efectivo para controlar el sudor. 

    El cloruro de aluminio es una sal de aluminio fuerte que se utiliza para tratar a las personas conhiperhidrosis leve a moderada o transpiración excesiva. Puede producirse inflamación de la piel como un efecto secundario, pero se puede controlar si se siguen las instrucciones del producto con cuidado y se usa un emoliente para proteger la superficie de la piel.

    • Agentes antimicrobianos

    La piel alberga bacterias naturales que se alimentan de la transpiración pero que, como resultado, producen malos olores. En las zonas cubiertas, como las axilas, existen aproximadamente 1 millón de bacterias por centímetro cuadrado. Al reducir la cantidad de bacterias en la piel, también se puede reducir el olor corporal. Los agentes antimicrobianos matan las bacterias y además retrasan su crecimiento para que usted permanezca sin olor por más tiempo. Las sales de aluminio presentes en los antitranspirantes son agentes antimicrobianos naturales, por lo que también matan las bacterias en la piel. Hay disponibles desodorantes de alta eficacia sin sales de aluminio, los cuales dependen del uso de agentes antimicrobianos específicamente desarrollados, tales como triclosán o polihexametileno biguanida.El alcohol también es efectivo para matar bacterias, por lo que los productos desodorantes y antitranspirantes que contienen alcohol (o etanol) pueden reducir el olor corporal al combatir las bacterias que producen olor.El jabón y el agua no son completamente efectivos para matar y eliminar las bacterias de las axilas. Es por eso que muchas personas usan un antitranspirante o un desodorante como parte de su rutina diaria para controlar el olor corporal y la transpiración.

    • Fragancia y acondicionadores para la piel

    En la mayoría de los desodorantes y los antitranspirantes se utilizan perfumes y fragancias con el fin de cubrir el olor corporal y brindar una sensación de frescura a la persona. Prácticamente todos los productos antitranspirantes y desodorantes contienen algo de aceites emolientes para aliviar y suavizar la piel. En los productos a bolilla y en barra, los aceites también brindan una sensación de “deslizamiento” cuando se aplica el producto. Los productos humectantes que se utilizan en los antitranspirantes por lo general son glicerina o aceites de vegetales, como aceite de girasol (helianthus annuus). La mayoría de los antitranspirantes también contendrá un aceite para evitar que el producto se seque y se convierta en depósitos; de esta forma se minimizan los residuos del producto en la piel y la ropa. La sílice, un mineral natural, también se utiliza en los antitranspirantes y los desodorantes para absorber esta oleaginosidad y que la piel no se sienta demasiado grasosa luego de la aplicación.

    • Sustancias portadoras

    A fin de que los antitranspirantes sean aplicados de forma efectiva en la piel, deben ser almacenados en algún tipo de estructura portadora, ya sean los líquidos que se utilizan en los aerosoles o los sólidos que se utilizan en las barras. El agua se utiliza en una variedad de antitranspirantes como transportadora de otros ingredientes, ya que incorpora fluidez a los productos a bolilla y en crema, y ayuda a que el producto se esparza por la piel. En los productos en aerosol, los principios activos se almacenan en un líquido neutro que les permite ser rociados con facilidad en la piel. Este líquido (comúnmente ciclometicona) a menudo se combina con una sustancia mineral un poco más densa similar a la arcilla (hectorita de disteardimonio) que proporciona estructura al antitranspirante y evita que los ingredientes más pesados se precipiten al fondo.Del mismo modo, los productos desodorantes y antitranspirantes sólidos contienen un agente que proporciona estructura y evita que los ingredientes se separen. Esta estructura puede brindarse con una combinación de ingredientes que incluye aceite de ricino hidrogenado, grasas y glicerol (triglicéridos) y alcohol estearílico. Algunos productos antitranspirantes también incluyen un ingrediente llamado diestearato de PEG-8,que permite sacar el producto al bañarse o ducharse al final del día con más facilidad.

    • Parabenos

    Los parabenos son un tipo de conservante que se encuentra en muchos productos de cuidado personal. La gran mayoría de los antitranspirantes y los desodorantes no contiene parabenos ya que por lo general estos productos tienen la capacidad de autoconservación.

    • Propelentes

    Los desodorantes y los antitranspirantes en aerosol están diseñados para actuar a través de una capa delgada que es impulsada hacia la piel. Para crear esta capa, los productos contienen propelentes de presión baja, media y alta que producen una dispersión intensa, pero agradable, sobre la superficie de la piel. Estos propelentes comúnmente son butano, isobutano y propano.

    Más información sobre la transpiración :::

    Artículos sobre la tranpiración y el Sudor

  • Decolorantes &...

    Decolorantes:

    Hay mujeres que tienen mucho vello en los brazos y esto hace que se acomplejen y dejen de mostrar sus brazos. Pero esto es inevitable en verano con el calor, por esta razón te presentamos algunos remedios para decolorar los pelos si no quieres hacerte la depilación y así disimular el vello. Las zonas que se aconseja decolorar son los antebrazos y las piernas. Sus resultados son más efectivos si el vello es delgado y no muy abundante. Se debe de tener en cuenta que no se debe decolorar ninguna zona que esté irritada o tenga lesiones cutáneas.
    Hidratar la piel para que no se reseque con una crema aplicando un ligero masaje.
    Consejos:

    • No utilizes la mezcla en el rostro ni en las zonas íntimas ya que en ellas la piel es mucho más sensible y delicada.

    Depilatorios:

    Lucir un cuerpo depilado se ha convertido en una necesidad de la mayoría de mujeres y de una gran parte de hombres. 

    Métodos de depilación

    Los cosméticos depilatorios fundamentan su mecanismo de acción en desorganizar las proteínas queratínicas que forman la fibra del pelo sin producir daños en la queratina de la piel. Aunque actúan sobre el tallo capilar externo, se ha observado que con un uso continuado pueden retrasar el crecimiento del pelo e incidir sobre la fase anágena. La finalidad de estos productos es actuar sobre el filamento de queratina y mantener la raíz del pelo intacta. Por ello, la aplicación debe repetirse con cierta frecuencia, ya que el pelo vuelve a crecer. Es de gran importancia que los métodos depilatorios no causen irritaciones cutáneas ni efectos secundarios.

    Recomendaciones básicas

    * Exfoliar la piel regularmente para eliminar las células muertas y evitar pelos subcutáneos. 
    * Depilar después del baño o la ducha, pues el calor dilata los poros y facilita la depilación.
    * No depilar antes de la menstruación. En el período premenstrual, al disminuir la progesterona y los estrógenos, el vello se refuerza y hay riesgo de que se rompa el pelo.
    * Depilarse con antelación para dar tiempo a desaparecer las eventuales rojeces.
    * No se deben aplicar cosméticos depilatorios sobre la piel irritada por el sol o ante la presencia de verrugas, eccemas o heridas.

    La depilación consiste en un método químico para quitar los pelos mediante productos depilatorios, que se basa en agentes reductores alcalinos. Su ventaja consiste en ser un método rápido y fácil de utilizar; una vez extendido el depilatorio, se deja actuar durante 4-8 min y posteriormente se retira de manera indolora. En caso de pieles sensibles o bien si se va a utilizar por primera vez, el farmacéutico debe aconsejar que se haga una prueba en la parte interna de brazo 24 h antes de su uso. Si no se observa la zona enrojecida, la persona puede utilizar ese cosmético.

    Epilatorios:

    Denominamos epilatorios a los cosméticos que actúan por medios físicos y destinados a realizar una depilación duradera. Su mecanismo consiste en encerrar el pelo y arrancarlo de raíz, actuando sobre el folículo piloso. Es uno de los métodos más dolorosos, y tiene como ventaja que ralentiza el crecimiento del pelo varias semanas (4-6).

    Las ceras epilatorias se han formulado tradicionalmente con cera de abejas y colofonia, en una relación de 20:80. La fracción cérea puede oscilar entre el 32 y el 42%, y sus activos suelen ser cera de abejas, ceresina, cera de carnauba, ceras sintéticas y parafinas sólidas. La fracción resinosa oscila entre el 42 y el 68%. Esta masa epilatoria funde a baja temperatura y se aplica en estado líquido. Al enfriar se endurece y atrapa el vello. Mediante un tirón se separa la masa cérea de la piel, lo que elimina, a su vez, todo el vello. Así se produce la epilación.

    Las ceras epilatorias se clasifican en frías, calientes y tibias.

    Ceras frías

    Se presentan sobre soportes flexibles. Para realizar el arrancado se utilizan esparadrapos o cintas de papel, siempre en dirección contraria al crecimiento del pelo.

    Ceras calientes

    Son sólidas cuando están frías. Si se calientan a 50 ºC se vuelven viscosas y muy pegajosas.

    Al aplicarlas sobre la piel, se adhieren a todo tipo de vello, incluso el corto y sedoso. Como la cera está caliente, el poro se abre y se favorece la eliminación del vello de manera más profunda.

    Ceras tibias

    Estas ceras presentan un aspecto semisólido a temperatura ambiente. Su punto de fusión se realiza a temperatura corporal (37-38 ºC), con lo que requieren un mínimo calentamiento, por ejemplo, en el microondas. En su formulación incluyen resinas y aceites minerales y vegetales.

    La ventaja de las ceras tibias es que, al fundir a temperatura corporal, no producen tanto enrojecimiento cutáneo y se pueden aconsejar en personas con ligeros problemas circulatorios. Además, son solubles en agua y, por tanto, los restos de cera se eliminan fácilmente.

    La desventaja de este tipo de ceras es que sólo se pueden emplear una vez.

  • Compresas & Tampones

    COMPRESAS Y TAMPONES 

    Ambos son sistemas de protección de higiene femenina durante la regla. Controlan el flujo menstrual mediante la absorción.

    LA COMPRESA
    Se colocan adheridas a la parte interior de las braguitas mediante bandas adhesivas. Hay que escoger el tipo de compresa adecuado según sea tu pérdida menstrual.
    Existen diferentes tamaños y formas. Compresas para el día y para la noche. Hay compresas con alas o sin alas. Hay compresas especiales para utilizar con tanga. Las compresas que vienen en paquetes individuales son muy prácticas porque son fáciles de guardar y nadie las nota.
    Existen también diferentes tipos de absorción para sangrados más o menos abundantes.
    Las compresas tienen la ventaja de que son muy higiénicas porque tienen gran capacidad de absorción y tienen menos riesgo de producir infecciones vaginales sin embargo hay a chicas que le pueden resultar incómodas.

    LOS TAMPONES

    El tampón es un cilindro de algodón con un cordón cosido a él (para sacarlo bastará con tirar de él) y recubiertos por un aplicador que facilita su colocación dentro de la vagina. Los tampones tienen la ventaja de que son muy cómodos, no se notan con la ropa ajustada, permiten que te bañes y en
    general se notan menos que las compresas y te dan mayor libertad de movimiento (te permite practicar deportes o realizar cualquier actividad sin problemas). Tienen el inconveniente de que su aplicación requiere cierto entrenamiento y puede ser que las primeras veces cueste un poco.

  • Hombre Afeitado

    El afeitado perfecto, esta palabra que retumba en nuestras cabezas y que nos gustaría que siempre se cumpliera. Muchas veces con las prisas no somos conscientes del daño que le hacemos a nuestra piel afeitándonos rápido y corriendo.

    Con los consejos que te proponemos, conseguirás que este proceso de afeitado, se convierta en todo un placentero tratamiento de belleza.

    1. Deja que tu piel se tome su tiempo. Nada más levantarnos, nuestra piel está hinchada y tenemos esa sensación de cara adormilada. Si vas a afeitarte a primera hora de la mañana, deja que al menos pasen unos 10 minutos antes de comenzar a afeitarte para tener una mejor superficie sobre la que trabajar.
    2. Prepara la piel. Para empezar con el afeitado, es muy importante que limpies antes de nada tu piel con agua fría para que se active. Si la lavamos con agua caliente, la piel además de quedar excesivamente seca, puede causarnos irritación tras el afeitado, e incluso romper pequeños vasos sanguíneos.
    3. No te afeites todos los días. Si eres de los que te afeitas todos los días, deja descansar a tu piel sin afeitarla al menos una vez a la semana. Aprovecha para hacerte un buen ritual de belleza para dar una dosis extra de hidratación y descanso a tu rostro.
    4. Invierte en buenos productos. Si eres de los que se afeitan con brocha, invierte en ella. Es fundamental que elijas una de calidad para así poder crear una rica y cremosa espuma que antes de afeitar te ayude a levantar el pelo para mejorar el afeitado y a exfoliar la piel eliminando las células muertas.
    5. No te afeites con prisas. Normalmente los hombres que sufren cortes o quemaduras durante el afeitado, son aquellos que se afeitan a mil por hora y que utilizan movimientos largos y amplios. Es mejor que vayas poco a poco y cuidando la piel mientras te afeitas.
    6. Aplica el gel de afeitado en círculos. Para que se reparta mejor por todo el resto, aplica tu gel de afeitar en pequeños círculos con la ayuda de tus dedos, dejando que el producto repose y penetre perfectamente en nuestro rostro.
    7. Desliza, no presiones la cuchilla. Es un mito que si presionas más la cuchilla el afeitado es más apurado. Lo único que conseguirás es irritar la piel y dañarla. Desliza suavemente la cuchilla y deja que ella haga el resto.
    8. Aceite de afeitado, para cuidar el rostro. Si quieres que tu afeitado sea más suave, incluye un poco de aceite de afeitado bajo la espuma, la crema o el gel de afeitado que utilices normalmente.
    9. Deja que el labio superior sea lo último que te afeites. El pelo que tenemos en el labio superior es más duro que otras partes de nuestro rostro, y es mejor que se empape bien de la crema de afeitar para que el pelo se ablande, por eso, es mejor que sea la última zona que afeitemos.
    10. Afeitado con ducha caliente. Si quieres un afeitado más cómodo, puedes hacerlo bajo la ducha. El vapor de una ducha caliente te ayudará a abrir los folículos del pelo y a suavizarlo para que podamos afeitarlo mucho mejor.
    11. Nunca te afeites a contrapelo. Si lo haces lo único que puedes producirte en el rostro es irritación y daño en el folículo.
    12. Utiliza productos sensibles si tu piel es sensible. No seas bruto, y si notas que cada vez que te afeitas tienes irritación en la piel, quizás sea porque tu piel es sensible. En ese caso, no dudes en utilizar productos específicos para tu tipo de piel.
    13. Si no tienes tiempo por la mañana, aféitate por la noche. Muchas veces no tenemos tiempo para afeitarnos con tranquilidad por la mañana, así que afeítate por la noche para que después del afeitado, le des a tu piel unas 8 o 10 horas de descanso pleno.
    14. Geles, Lociones,.. tu mejor aliado. Para todos aquellos que sufrimos irritación, y tenemos la piel sensible, lo mejor tras el afeitado es aplicar uno de los productos que os ofrecemos para tu rostro. Te ayudará a calmar e hidratar la piel y reducir a su vez la irritación.
    15. Comprueba el estado de tu cuchilla de afeitar. Muchas veces no somos conscientes cuando las hojas de la cuchilla están gastadas. Cámbialas en cuanto lo notes, porque sino, lo único que provocarás a tu piel es enrojecimiento e irritación. Si te afeitas todos los días es recomendable que cambies la cuchilla una vez a la semana, sobre todo si tu barba es dura.
    16. Camufla los cortes. Si te has cortado con la cuchilla, intenta camuflar los cortes e hidratarlos con productos específicos para el afeitado.
    17. Elimina el aftershave. La mayoría de ellos tienen un alto contenido de alcohol, y lo que hacen es secar la piel y aumentar el riesgo de irritación y hacer que la barrera de defensa natural de la piel se vea afectada, acelerando el envejecimiento prematuro de la piel. En su lugar, utiliza un bálsamo para después del afeitado o una crema hidratante para calmarla y restaurar la barrera de hidratación.
    18. Productos fríos para después del afeitado. Aplicar un bálsamo anti inflamatorio es de lo más recomendable una vez que te has afeitado. Sino, también viene genial aplicar un cubito de hielo por la piel.
    19. Hidrata siempre tu piel tras el afeitado. Aunque una vez que te afeites la piel parezca suave, necesitas hidratarla, sobre todo si tienes la piel seca. Recuerda hidratar la piel dos veces al día, por la mañana y por la noche, tras la rutina de limpieza facial.
    20. Aprende a afeitarte. No hay nada peor para nuestro ego que nos digan que no sabemos afeitarnos, pero muchas veces es necesario aprender a hacerlo bien para no hacerte cortes e irritar tu piel.

    Seguro que tras estos 20 trucos a partir de ahora le darás un poco más de protagonismo y tiempo al afeitado para que sea perfecto.

  • Hombre Limpieza corporal

    10 COSAS QUE NO PUEDEN PASAR EN EL CUIDADO PERSONAL DE UN HOMBRE:

    No hay motivos para tener los hábitos de un cavernícola en materia de cuidado personal.

    Darle cierta importancia a su apariencia más allá de la ropa que usa o el accesorio que acaba de comprar, no lo hará sentir como un 'metrosexual' o algo por el estilo. Todo lo contrario, es una cuestión de autoestima y de exteriorizar una imagen vital, saludable y amable, que además lo librará de ser una persona repulsiva con la cual nadie querrá tener contacto alguno.

    Estos son diez pecados que un hombre no puede cometer con su cuidado personal:

    Pelos largos en la nariz. Si usted acaba de beber un jugo en el almuerzo y le queda un ligero residuo en forma de bigote, es posible que alguien lo note y le comente para que se limpie. Pero nadie que note un pelo en la nariz le dirá que se lo corte. Un pelo tan largo que sobresalga de su cavidad nasal es algo realmente desagradable.

    Mala barba. Tener una barba implica trabajo para que no luzca como un abandonado. Existen productos especializados para cortarla y para que su piel no sufra los estragos de una cuchilla. Otra buena opción para tener una barba decente es ir a algún lugar donde ofrezcan este servicio. Está claro que a las mujeres no les gusta un hombre con una barba que simule una expedición de seis meses por el Amazonas.

    Uñas largas. Es una de las reglas más básicas de aseo general. ¿Hace falta hacer énfasis aquí?

    Cera y pelos en la oreja. Por ningún motivo puede dejar que se vea a simple vista esa sustancia amarilla y viscosa en la oreja. Es un claro indicio de cochinería y desidia. Eso se puede evitar con el sencillo arte de bañarse. Asimismo, con la edad es imposible frenar el crecimiento de pelos en esta parte del cuerpo, así que de vez en cuando no está de más echar un vistazo a sus oídos.

    Mal aliento. Esta es una de las cosas que una mujer nunca perdonaría. Es un motivo suficiente para que dejen de salir con usted, pero además, es un estigma social difícil de superar. La halitosis, como se le conoce a este padecimiento, no es producto de unos chiles picantes o una comida fuerte. La causa la mala higiene, algunas enfermedades graves como las hepáticas y el cáncer, y comúnmente el exceso de tabaco y alcohol.

    Sudoración excesiva en las axilas. La popular "chucha" es el infierno para todas las personas que lo rodearán en un espacio reducido como un ascensor. Y, claramente, es un purgatorio que nadie quiere vivir. Hay decenas de fórmulas naturales y químicas para acabar con este 'azote' y son fáciles de conseguir. Vivir en clima caliente no es una excusa, vístase con materiales frescos y según la ocasión use tonos con los que no se note la sudoración.

    Piel reseca. Aunque no es ninguna señal de desaseo, tener la piel reseca lo hará lucir viejo. ¿Es joven pero sus manos parecen de una persona diez años mayor? Esta puede ser la razón. Usar crema humectante no lo hará menos hombre y cuando llegué a los 50 años se dará cuenta de la buena decisión que fue. Además, no sentirá su piel como una lija.

    Oler más de la cuenta. Aplicarse la dosis correcta de perfume es tan importante como saberlo escoger. Determine qué tipos de olores predominantes le gustan, cítricos, florales o los que sean, pero no se guíe solo por la moda o la marca. Tenga en cuenta que la cantidad que usa de perfume es para usted, no para que todo el mundo repare en ello.

    Mugre en la piel. Por aseo pero también por salud hay que lavarse bien la piel. Tener mugre es darle la bienvenida a cualquier cantidad de infecciones y hongos.

    Pelo sucio. Tener el pelo sucio lo hará lucir como si llevara dos días sin bañarse o como si se acabara de levantar. La apariencia no lo es todo, pero una imagen sucia y descuidada puede acarrear graves consecuencias en su vida laboral y social.